¿Es necesario otro blog sobre temas de empresa?

Decididamente no. Hay multitud de blogs estupendos, personalmente me gustan bastante los de Javier Megías y James Altucher, cuya lectura te recomiendo.

El motivo por el que escribo esto NO es porque el mundo vaya a dejar de girar si una masa enfervorecida de emprendedores no lee este blog, ni porque vaya a escribir algo que haga llorar de emoción a los duros corazones de legiones de empresarios curtidos.

Escribo esto porque en los 12 años que llevo creando y gestionando empresas he cometido muchos errores que me han costado bastante dinero y algo más, y me gusta pensar que puedo ayudar a otras personas a no cometer esos mismos errores.

Eso, y porque me gusta escribir, pensar en voz alta, y quiero enriquecerme compartiendo ideas y experiencias con otras personas.

Dicho esto, aviso para navegantes: me gusta ir al grano. Y hablar claro. Así que con toda probabilidad vas a leer opiniones políticamente incorrectas, y a menudo radicales.

¿Radicales? Sí. Por que hay que ir a la raíz de los problemas para solucionarlos, y eso no se consigue con bonitas palabras ni palmaditas en la espalda. Para hacer una tortilla hay que romper algunos huevos.

Así que si no te gusta cuestionar ideas comunmente aceptadas, o llamar a las cosas por su nombre, o escuchar propuestas cuya aplicación pudiera ser dolorosa para algunas pero beneficiosas para el resto, simplemente no sigas leyendo.

Aquí empieza nuestro camino juntos.

 

Foto compartida libremente en Flickr por Glauco Umbelino. Título original: Estrada da Serra Velha entre Raiz da Serra e Lopes Trovão-RJ

Foto compartida libremente en Flickr por Glauco Umbelino. Título original: Estrada da Serra Velha entre Raiz da Serra e Lopes Trovão-RJ

 

Si te gusta el contenido, ¡compártelo!

2 comentarios

Deja un comentario