Cómete tu Plan de Empresa con patatas: la mejor metodología se llama Extreme Developing.

Crear una empresa es fácil, desarrollarla, no tanto. Tras abrir varias empresas he creado una nueva metodología de desarrollo de negocios cuyo único objetivo es ayudar a la gente a transformar una idea en una empresa de éxito.

Este artículo es un poco más largo de lo normal, pero resume lo esencial de la metodología Extreme Developing, y te permitirá transformar fácilmente una idea en un modelo de negocio.

Un secreto a voces

Para iniciar un negocio la mayoría de los consultores te recomiendan realizar un Plan de Empresa en el que debes describir tu producto, el mercado, la competencia, hacer proyecciones financieras a 5 años en tres escenarios diferentes (optimista, pesimista y realista), y un sinfín de cosas más.

A ver cómo digo esto finamente…

Crear un Plan de Negocio es una absoluta pérdida de tiempo, un ejercicio de onanismo mental y financiero,ya que si lo haces bien se habrá quedado obsoleto antes de terminarlo, y si lo haces mal te podrás hundir al aplicarlo. 

Ese documento solo refleja la situación en el pasado, y basándose en hipótesis que no contrasta e información parcial, te hará recomendaciones sobre el futuro. Un desastre, vaya. 

Una pequeña confesión.

Te voy a contar una cosa que hice, ahora que no nos escucha nadie.

Tras invertir 8 meses de mi vida en desarrollar un plan de empresa de 220 folios para mi negocio, mandarlo a más de 15 concursos, 30 inversores y consultarlo con 10 asesores, tengo la absoluta certeza de que la única persona que se lo ha leyó fui yo. Ni mis socios se lo leyeron. Palabrita del niño Jesús.

¿Qué hacemos entonces cuando tenemos una idea y la queremos transformar en una empresa?

Una empresa es un organismo complejo en un entorno cambiante, como un barco en medio de un mar agitado. Cuando un marinero navega ha de mirar constantemente la instrumentación para no perder el rumbo, no le sirven las medidas que los instrumentos dieron hace dos días.

De igual forma, cuando quieres desarrollar un negocio no te puedes guiar por lo que la competencia hizo hace 4 meses, ni tampoco puedes estar vigilando constantemente qué hacen o dejan de hacer.

 Necesitamos un instrumento sencillo de utilizar, que se actualice fácilmente, y que nos de información que podamos contrastar con la realidad para avanzar de forma segura. 

Extreme Developing, una metodología de creación de empresas “para humanos”. 

He diseñado esta metodología para ayudar a la gente a crear tu empresa desde cero, con el mínimo coste y lo más rápidamente posible, guiándonos por el mercado para el crecimiento del negocio.

Su filosofía se puede resumir en la frase: “desarrolla rápido productos sencillos y véndelos cuanto antes”. 

El objetivo es realizar desarrollos  continuos en hitos o iteraciones, siendo el resultado de cada hito un producto vendible, de complejidad y funcionalidades crecientes.

Dicho de otro modo: empieza por lo fácil para facturar rápido aunque sea poco, y ve ofreciendo productos cada vez mejores para poder ganar más.

Para crear esta metodología he mezclado mi experiencia,  las metodologías que más me gustaban (Lean Startup, Customer Development y Extreme Manufacturing), y he intentado simplificar el proceso lo máximo posible, adaptándolo a la realidad del mundo iberoamericano, donde los empresarios no tienen un gran equipo de especialistas a su cargo, grandes presupuestos ni Business Angels buscando ideas brillantes para arrojar su dinero en ellas.

El proceso lo he plasmado en un Lienzo de Negocios para que se comprenda bien.

Lienzo de Negocios de la metodología de desarrollo de negocios Extreme Developing

Lienzo de la metodología de desarrollo de negocios Extreme Developing

La empresa se orienta a la solución de un determinado problema o necesidad que tienen algunos clientes. Este será el motor que nos impulse.

Veamos por encima en qué consiste.

1 PROBLEMA o NECESIDAD

“El principal problema con el que la gente se encuentra no es tanto identificar el problema correcto como descubrir a los clientes adecuados”. Ash Maurya. CEO de Spark59.

 Tenemos que concebir este punto con apertura de miras. No tiene porqué ser sólo un problema, puede ser una necesidad de cualquier tipo. Si no identificamos bien la necesidad que vamos a satisfacer, corremos el riesgo de estrellarnos en el mercado.

2 SOLUCIÓN

Recuerda que el producto de tu empresa no es lo que vendes, sino el modelo de negocio que construyes. Si tu producto es bueno pero no ganas dinero con el, no tienes empresa.

No debemos centrarnos en el producto o servicio que vendemos, sino en el valor que nuestra solución aporta al cliente.

Lo crítico de este punto es identificar todas las posibles aplicaciones de nuestro producto, puesto que un mismo producto se puede vender a muy diferentes clientes. Como ejemplo, recordemos que el medicamento Viagra se inventó para prevenir las anginas de pecho, pero ha sido una aplicación bien distinta la que convirtió esa sustancia en un negocio multimillonario…

  •  Propuesta de valor

Es nuestra oferta, nuestra mejor sonrisa, el lado bueno para que nos hagan fotos. Es aquello por lo que el cliente te va a comprar, así que no te mires al ombligo a la hora de hacer tu oferta (esto va por los tecnólogos).

Si desarrollamos un motor con una tecnología de inyección que aprovecha un 20 % mejor el combustible, el valor que aportamos NO es un diseño basado en modelizaciones matemáticas que optimiza el proceso exotérmico de la mezcla aire-combustible. El valor para el cliente ES un ahorro del 20 % en combustible.

  •  Producto mínimo vendible (PMV).

“La perfección no se alcanza cuando no queda nada más que añadir, sino cuando no queda nada más que quitar.” Saint-Exupéry (El Principito) 

Un PMV, también llamado producto mínimo viable, es el producto o servicio más sencillo que tus clientes estarían dispuestos a comprar. Este punto la mayoría de las metodología de negocio lo suelen tratar más adelante, cuando el proceso de creación de la empresa está más avanzado, pero en mi opinión eso es un error, y grande. Debes pensar desde el principio en este punto puesto que constituye una de las decisiones más importantes que vas a tomar en la empresa.

Elegir un buen PMV y ofrecérselo a los clientes adecuados es la diferencia entre arrancar rápido y crecer rápidamente, o pasarte dos años penando con problemas constantes de financiación y darte cuenta de que más de la mitad de todo tu trabajo no ha servido para nada.

  •  Aplicaciones.

La principal causa de que una empresa no pueda vender sus primeros productos no es que sean malos, es que no se dirige a los clientes adecuados. Un mismo producto puede tener aplicaciones en muy diversos sectores, algunas que ni te imaginas.

Haz una lista de posibles aplicaciones de tus producto o servicio, y tantéalas antes de descartarlas. Te puedes llevar más de una agradable sorpresa, y ahorrarte muchísimo tiempo en desarrollar un producto orientado al un mercado que no es el adecuado.

 3 VENTA

La venta o comercialización debe ser el proceso que guíe a la empresa, puesto que es la única actividad que si no funciona bien dará al traste con las demás, por muy buenas que sean.

Aunque me repita más que el ajo, recuerda: examina los procesos de tu empresa con apertura de miras. La venta no es un proceso aislado, es un resultado de otras muchas acciones.  

  •  Clientes.

Para identificar a tus clientes potenciales, piensa quiénes están comprando ya productos para satisfacer la necesidad que tu producto suple, y dirígete a ellos.

Cuando se lanza un producto, todo lo que podemos hacer es presuponer quienes serán nuestros clientes, pero no lo sabemos con certeza. 

Es muy importante que te orientes tus esfuerzos de comunicación al grupo de clientes al que te diriges, pero lo es mucho más que sepas identificar nuevos clientes a los que originalmente no te dirigías, pero a los que les gusta tu producto. Te cuento esto porque seguramente los clientes que representen la mayor parte de tus ventas dentro de tres años no sean a los que te dirigiste en un principio.

  •  Relaciones con los clientes.

Conocer a tu cliente es igual de importante que conocer a tu pareja, puesto que no hacerlo tendrá el mismo efecto: la relación no funcionará.

Cuando hayas abierto un canal de comunicación con ellos, identifica por un lado cuáles son sus necesidades objetivas que puedas cubrir con tu producto, y por otro las características que les gustarían que tuviera. En la intersección de ambas está el éxito.

  •  Canales de distribución.

Este es un punto en el que la mayoría de las empresas de base científica o tecnológica fallan estrepitosamente. Y uno de los más importantes. ¿Por qué? La elección del canal más adecuado para vender nuestro producto tiene mucho más que ver con el conocimiento del mercado en el que nos movemos que con el dominio de la parte científica o tecnológica.

Cuando una nueva empresa basada en el conocimiento sale al mercado, en la mayoría de las ocasiones intenta vender sus productos al cliente potencialmente interesado o que más se beneficie de su tecnología, y esto es un tremendo error. Una cosa es desarrollar tecnología, y otra muy distinta venderla.

4 CLAVES

En toda actividad hay algunas áreas más importantes que otras, y en este punto vamos a pensar en cuáles son los aspectos más relevantes de nuestro negocio.

  •  Partners

 Apoyarse en otras empresas o profesionales no solo es una buena opción, es la única si quieres empezar sin realizar una gran inversión antes de validar tu modelo de negocio. Debes determinar qué tipo de socio te interesa, seleccionar unos cuantos y negociar con ellos.

  • Escalabilidad.

El proceso de crecimiento de un negocio es tanto o más complejo que el de creación, y se enfrenta a problemas similares pero a la vez diferentes. Es importante que desde el principio identifiques cuales son los cuellos de botella de tus procesos productivos y recursos de producción. Debes empezar a pensar en cómo salvar estos limitantes, y cómo afectarán a tu crecimiento.

Puede que tengas que empezar a buscar otros proveedores que sean capaces de suministrarte (en tiempo, calidad y forma) mayores cantidades de los recursos que utilices, o que empieces a negociar con tu banco una línea de crédito para poder asumir proyectos de mayor envergadura, aunque ni la formalices ni la uses a corto plazo.

  •  Ventaja competitiva

Es nuestro as en la manga, la ventaja que tenemos en nuestra empresa que la competencia no puede comprar o copiar con facilidad. Puede ser nuestra red de contactos personales con clientes, heredada de un trabajo anterior.

Lo más habitual es que no tengamos ninguna, y tengamos que empezar a trabajar para construirla. Sea lo que sea, debe ser algo que no te puedan quitar o copiar fácilmente. Y repito lo de fácilmente, porque cualquier ventaja competitiva es copiable o comprable con los medios suficientes.

Si no desarrollas ventajas competitivas, el futuro de la empresa se complicará, puesto que tu competencia sí luchará por generarlas, y te sacará esa ventaja.

5 NEGOCIO

En esta sección debemos señalar los aspectos claves que nos servirán para controlar la marcha de la empresa en su conjunto.

  • Métricas.

“In God we trust. All others bring data.”  Edward Demming

(En Dios confiamos.  El resto debe ofrecer datos.)

No puedes gestionar lo que no puedes medir. Así que para controlar la buena marcha del negocio debemos establecer “líneas rojas” que nos alerten cuando algo va mal, y puntos cardinales que nos indiquen si llevamos buen  rumbo.

Resulta crítico saber qué medir y con qué frecuencia hacerlo, ya que tener información relevante y actualizada sobre las áreas críticas de tu negocio te ayudará a dirigir tu negocio en la dirección correcta, y te evitará muchos problemas. 

  • Ingresos.

A la hora de pensar en los ingresos no intentes adivinar cuánto vas a ganar, es imposible saberlo. Lo que sí puedes hacer es pensar en cómo va a ser el flujo de dinero que entre: ¿tus clientes pagan en efectivo o a 60 días? ¿Vas a tener pocos clientes que te facturen mucho, o muchos clientes que te facturen poco? ¿Tus clientes son recurrentes, o la mayoría van a comprarte solo una vez u ocasionalmente? ¿Cuánto tiempo pasa desde que se inicia el proceso de fabricación-desarrollo o venta hasta que cobras? Este es el tipo de cosas en las que debes pensar, puesto que van a tener un impacto increíble en tu modelo de negocio.

  • Gastos.

Aquí sí puedes prever muchas cosas. Puede que tengas pocos gastos o muchos, puede que tus gastos dependan poco de la cantidad de producto que vendas (como en las empresas de software), o que sea proporcional a tu ventas, incluso puede que por encima de cierta cantidad incluso no te sea rentable vender porque implicaría realizar fuertes inversiones en infraestructuras. Estas cuestiones debes tenerlas muy claras, puesto que el tipo de empresa que te interesa tener depende en gran medida de ellas.

****************************

Si has llegado leyendo hasta aquí, te felicito, tienes una voluntad a prueba de bombas. Espero que os haya interesado, y sobre todo, que os ayude a transformar en realidad vuestras ideas. En caso de que te haya interesado, te recomiendo echarle un vistazo a este curso online:  http://www.wesapiens.org/es/course/9599007/C%C3%B3mo+crear+una+empresa+basada+en+el+conocimiento

En el mismo desarrollo bastante más lo anterior, y se ven muchos temas indispensables para la creación de empresas con un tono desenfadado, práctico y ameno.

Si quieres comentar algo o tienes alguna duda te animo a preguntar en este artículo, contestaré en cuanto pueda.

Un abrazo

Pablo Caballero.

Si te gusta el contenido, ¡compártelo!

13 comentarios

  • Jureit Gustavo Omar

    Hola Pablo, he estado leyendo tus notas y realmente me siento muy complacido con tus definiciones, te comento yo soy de Argentina, resido en 9 de Julio provincia de Buenos Aires, tengo 52 años, y desde siempre me gustaron los desafìos y a pesar de haber encarado mas de un proyecto nunca tuve la suerte de llevarlos a la cima por diversos motivos, que te paso a comentar, haber mal elegido a mis socios, el factor econòmico del paìs que como sabras Argentina parece una montaña rusa en ese sentido,´´hoy de diez, mañana menos diez´´ en fìn todo lo que me a ocurrido asumo que es responsabilidad MIA, no voy a culpar a nadie sino a mi por no haber sabido descubrir a tiempo el error y corregirlo.
    Pues bièn, hoy tengo la posibilidad de que un grupo inversor de Europa confìe en un proyecto que simplemente tengo la idea y de la cual tengo experiencia ya que me he dedicado hace mas de 15 años a el rubro en cuestiòn, el proyecto es el siguiente, fabricar calzado deportivo, urbano, moda etc. para niños, damas y caballeros, como asì tambièn importar los calzados que sean de dificil producciòn y todos ellos comercializarlos a traves de cadena de locales propios.
    Mi consulta a tì serìa como les presentarìas a este grupo inversor el proyecto para que el mismo les resulte atractivo y no tener que caer en el pesado plan de negocio, que por otro lado tengo que ir a especialistas para que me lo desarrollen con el costo que esto me implicarìa.
    No quiero robarte màs tiempo, si me puedes tender una mano mucho te agradecerè, un fuerte abrazo, hasta pronto
    Gustavo Jureit.

  • Enrique

    Hola, estimado don Pablo.

    Soy un soñador, y en víspera del día celebrado en EE.UU. para conmemorar al Dr. Martín Luther King Jr. (“Yo Tengo un Sueño”) me inspiro para escribir mi primer comentario virtual acerca del tema de Crear un Negocio (nunca antes había comentado en Internet sobre estos temas, solo leía sobre ellos). Soy de Panamá, de la ciudad de David, que no es una gran metrópoli pero tampoco es un “pueblito rural”. Es una ciudad que año con año crece en materia económica, pero aunque hay auge para hacer negocios, en promedio hay más personas de clase Media y clase Baja, que de clase “pudiente”, hablando en materia económica. Aún así, aquí llega mucha inversión extranjera (no tanto como en la ciudad de Panamá, centro económico y bancario del país), pero algo nos toca y se pueden hacer negocios, donde en su mayoría a las personas acá (hasta los de clase Alta) les gusta ver que haya oferta “económica”, de precios accesibles (acá no hay muchas personas que gasten sin medida, eso lo he visto en ciudad de Panamá donde sí hay personas que “pasan la tarjeta de crédito sin siquiera ver de cuánto era la cuenta”). En resumen: se pueden hacer negocios, pero no es lo más ideal hacer negocios de precios muy caros porque siempre aparece alguien con los “precios por el suelo”, a excepción de aquellos comercios que por su renombre ya los clientes aceptan cierto rango de precios porque saben que están pagando por una “seguridad” del producto o del servicio (como en cualquier lugar del mundo, pero lo comento para hacer énfasis que en esta ciudad se ve mucho eso).

    Luego de esta introducción, comparto que tengo un sueño de hacer mi propio negocio, con la gran Desventaja que soy más del tipo de persona “científico”, “investigador”, “calculador” (soy Ingeniero Eléctrico y Electrónico, y me gusta todo lo que tiene que ver con Matemáticas y Física), y no fluye por mis venas la esencia de ser negociante ni tampoco tengo Hartas Ganas de hacer millonadas de dinero. PERO aún así, tengo el deseo y disposición para “Intentar” hacer un negocio que al menos me permita ganar el dinero mínimo necesario para vivir “sin deber nada a nadie”, aunque no logre una empresa Trasnacional. Por casi una década trabajé en empresa privada, ahora soy independiente pero más me dedico a laborar de docente en una universidad y dar tutorías a domicilio en mi ciudad y alrededores (una pequeña faena en que me inicié hace 3 años, que es mi experiencia más cercana a un “negocio”, donde puedo vivir la experiencia de dar mi Precio, y hacer Promociones si deseo).

    Desde hace algunos años he ido estudiando de a poco lo concerniente a Ideas de Negocios, sugerencias de Cómo Iniciar Empresas, temas de Ventajas y Desventajas, Consejos, en fin, de todo un poco (en inglés y español), con tal de aprender bien sobre el lío en que me quiero meter. Este año me decidí Por Fin a querer Emprender en algo, para lo cual inicié con los requisitos para crear una empresa en mi país (iniciaré primero con una a título personal, luego veré la opción de hacer una Sociedad Anónima), y de ahí he seguido estudiando por Internet consejos para iniciar negocios, y me topé con su página en el tema llamado “3 secretos y 9 trucos para abrir una empresa casi sin dinero”, que me resultó interesante y me leí los poco más de 200 comentarios que tiene en ese tema para nutrirme de todos los consejos que ahí se compartieron. Y luego quedé leyendo este tema del “Extreme Developing” que me pareció tan refrescante y contrastante con el tema del Plan de Negocios que es un paso fundamental del cual siempre me comentaba uno de mis amigos que estudió en la universidad INCAE (de donde entiendo es la universidad que gradúa a los mejores hombres de negocios de Hispanoamérica). Así que conociendo lo del plan de negocios, hago el contraste con lo que Ud. expone en su tema aquí, y me parece muy bueno.

    Después de escribir TANTO, le doy mi idea para que me pueda dar una luz en el camino. Tengo intención de poner mi atención en dos ideas para ver si puedo sacar un negocio de cada quien:

    1- Instalación de paneles solares como alternativa a la electricidad de la empresa distribuidora. El “Valor” del producto para los clientes sería: energía limpia e independiente a Menor Costo en el largo plazo. Acá hay empresas que ya hacen eso de instalar paneles de energía solar, hasta tiendas de venta al Por Mayor que venden productos de EE.UU. entre ellos paneles solares, pero me gustaría intentar hacer algo como quien dice, ir de puerta en puerta, Primero a nivel residencial de barrios de personas de clase “pudiente” (que les encantaría ahorrarse algún dinero en sus casas donde tienen 4 y 5 aires acondicionados, que como este es un país tropical hace mucho calor), y de ser posible también a nivel de algunos comercios. Mi visión es que acá hay tanto espacio inútil en los techos, solo para que les caiga el agua de lluvia, que bien se podría usar para poner varios paneles solares y sacar electricidad que las personas no tendrían que pagar en una factura mensual. Obviamente, entiendo que para que la propuesta se vea apetecible, debo tener un sistema tal que les asegure “Mantenimiento” en caso de que les falle algún equipo (porque debo asegurar lo mismo que la empresa de distribución eléctrica, que los clientes saben que en su tarifa mensual están pagando porque la empresa atienda daños que se den en la red eléctrica), y también que debo hacer algo como instalar los paneles y que por un tiempo los usen, y después de sentirse satisfechos Entonces cobrarles (algo así como un contrato firmado de que luego de usarlo, si no quieren pagar les retiro los equipos). Y bueno, sé que me faltan por detallas Muchos conceptos más que se pueden sumar a esa idea. Lo que le puedo agregar es que acá en nuestro país no hay montones de campos con paneles solares como hay en sectores de España, y tampoco acá es algo que se vea a montones de empresas estar usando, con todo y que a nivel de Gobierno hay planes de incentivo por quienes usen paneles solares, sobretodo por tener sus equipos instalados a la red eléctrica (cosa de que si producen más de lo que consumen, esa energía va a la distribución regional, y se les paga o hace algún descuento en la facturación a esos clientes que “inyectaron” energía). Pero bien, yo más que verlo en el sentido de que los equipos los conecten a la red eléctrica, simplemente es que tengan sus casas totalmente desconectadas de esa red, y solo energizadas de los paneles y los bancos de baterías (que es algo que debo ponerme a calcular y diseñar, por supuesto). En fin, no es que tenga YA todo el estudio hecho, sería algo que iría profundizando poco a poco, primero probando yo mismo con paneles en mi casa para ver si yo mismo me convenzo, antes de tratar de convencer a otros. Así que de repente sería como para saber de usted alguna referencia que conozca sobre un negocio similar en su región, de temas de paneles solares, que me pueda dar algún consejo en particular. Ah, antes que se me olvide, agrego que en Panamá hay 3 meses de sol radiante, y 9 de lluvias casi todos los días (y sol cuando no tapan las nubes), así que de por sí ya sé que con los paneles solares deberé “sumar muchas baterías” que almacenen energía para usar en los momentos que está nublado y no llega buena fuente de sol. Tal vez con esto que estoy diciendo, me encuentre con una opinión suya de que “Mejor dejar esa idea, que no va a dar un gran negocio”… Pero sé que es algo a lo que se le puede sacar provecho, además que si en España y otros muchos países los usan y también llueve, por qué no acá (aunque acá llueva casi todo el año, mucho más que en países como el suyo). Cualquier sano consejo que me pueda dar, será bien recibido.

    2- Cambio de motores a gasolina por motores eléctricos. Esto también es otro sueño personal, como quien dice, hacerlo yo para mí mismo, de tener un carro modificado a motor eléctrico para no tener Más Nunca que depender de comprar gasolina, pero tratando de enfocarlo para poder llevarlo a más personas, no solo a mí, y así hacer un negocio con ello. Ya en otros países de Hispanoamérica hay negocios que hacen esto, incluso en Suramérica conozco de una que no solo cambia motores de combustible a eléctricos en vehículos terrestres sino también en marítimos. Entonces es algo que YA EXISTE, sí se puede hacer, no estaré inventando nada nuevo. Lo “nuevo” será hacerlo yo, aprovechando que hasta ahora no he conocido que en mi país haya algo así (no al menos en gran escala ni que se conozca por todos). Y tal vez hasta ese negocio sea más rentable que el de los paneles solares, porque no interesa el estado del clima. Me gustaría saber si en España usted conozca si hay auge de este tipo de negocios, y algún enfoque o consejos que me pueda dar al respecto.

    Para ambos casos, sé que debo investigar sobre posibles proveedores de materiales y equipos, buscar los que aparte de ser más económicos también cumplan mejor en tiempos de entrega y confiabilidad de funcionamiento de esos materiales. Y también sé que debo investigar más a fondo información sobre esos negocios en el mercado. Pero deseaba saber qué me podría aconsejar un experto como usted, en temas específicos a estos tipos de negocios. O bien, si me pueda informar de contactos que usted tenga que se manejen en negocios similares y con quienes yo pueda conversar al respecto, para nutrirme un poco más en conocimiento del manejo de este tipo de negocios, para así saber qué tanto más me falta aprender y con eso darme cuenta si será correcto que me emprenda en este “sueño”… O si acaso será prudente que me busque otros “sueños” en qué enfocarme.

    Desde ya, Muchas Gracias por leerme hasta aquí (me es difícil escribir poco, por eso no uso Twitter, jejeje).

    Un cordial saludo, desde ciudad de David.

    • Hola David,

      Gracias por leer mi blog, y por compartir tus ideas e inquietudes con la comunidad.

      Desde mi punto de vista, el mejor negocio no es el más rentable, sino aquel que te puedes permitir realizar sin arriesgarlo todo. Para hacer lo de los motores eléctricos necesitarás mucha inversión, para el de los paneles solares, no tanto, pero todo depende del capital que poseas.

      En todo caso, ambos negocios tienen algo en común: el periodo de retorno de la inversión para tus clientes es alto, un mínimo de 10 años.

      Recuperar la inversión en paneles solares fotovoltáicos en un periodo razonable (inferior a su vida útil) es posible solo gracias a que están subvencionados, y por eso la gente se anima. Cuando el gobierno cambia las condiciones de las subvenciones, como pasó en España, todo el que invirtió en el tema pierde dinero. Asunto diferente es la energía solar térmica, mucho más eficiente en términos energéticos, pero orientada sobre todo a países con estaciones frías. Si en Panamá el problema es enfriar, no calentar, no tiene mucho sentido la solar térmica.

      Por tanto, estudia con mucho detenimiento el marco legal de la energía solar fotovoltáica en tu país, puesto que será el principal elemento de éxito o fracaso del negocio. No solo influye el ahorro energético, sino que es una inversión financiera con un periodo de retorno y un beneficio calculable a medio-largo plazo.

      Respecto a los motores eléctricos, el asunto tiene también una vertiente legal. No conozco al detalle las características fiscales para la importación de motores y coches, pero dado que los coches eléctricos no paran de bajar de precio, cambiar el motor de un coche de gasolina a uno eléctrico es una decisión más de gustos que económica. Por ejemplo, te gustan los coches de época o clásicos, y quieres actualizar el motor. Calcula si el mercado de tu país es suficientemente grande para poder vivir de este tipo de clientes.

      Debes considerar también que el precio del combustible va a marcar mínimos históricos en los próximos 3 años debido a la guerra de precios que ha iniciado Arabia Saudí, y la motivación económica para el cambio de combustible no va a ser potente. A partir de 2019-2020 el escenario cambiará, pero aún queda bastante para eso.

      Con esto no quiero desanimarte, sino transmitirte más información. Si lo tienes claro, adelante, estudia bien el tema y apóyate en expertos en el sector que elijas. Si no lo ves claro, tranquilo, no hay prisa. Abrir una empresa es como tener un hijo, más vale hacerlo con plena conciencia y convencimiento, para disfrutar de la experiencia.

      Un saludo desde España.

      Pablo Caballero

  • Acabo de descubrir tu blog, y me parece muy interesante, muy buen trabajo, te animo a que no dejes de escribir este tipo de articulos por que a mi parecer pueden ser de gran ayuda!!
    Gracias!

  • Hola Pablo, desde Argentina te hablo, el mio es un plan a futuro ya que apenas tengo 16 años y se me complica un poco empezar este proyecto independiente, pretendo ahorrar la mayor cantidad posible de dinero pero soy consciente que por mas que junte una suma notable voy a tener que aliarme con socios o empresas, mi mayor miedo es que tomen mi idea y me dejen sin nada, suena bastante paranoico pero queria saber cual es la forma de protegerme sin privarme de trabajar en sociedad.

    Saludos!

  • Hola Pablo, un placer tu blog.

    Hay mucha tontería, demasiada, sobre la importancia de un plan de negocio, imposible de cumplir, si se hace bien.
    Después de descalabrar unos pocos planes, te das cuenta, como bien indicas, que todo se reduce a ventas (necesidad) y costes (obligación-restricción). Satisfacer necesidades cumpliendo unas restricciones dadas, es decir, cobrar un sueldo digno habiendo pagado todo lo demás. Se puede expresar matemáticamente, o como el oxígeno de tus mitocondrias si lo quieres ver así.

    Debemos contactarnos,
    un fuerte abrazo

    • Pablo Caballero

      Hola Raúl,
      Tenerte cómo lector es un lujo, me alegro de volver a tener noticias tuyas.
      Personalmente creo que en una empresa cualquier documento de consulta debe poder modificarse rápidamente para adaptarse a las circunstancias, y por ello es mucho mejor trabajar con esquemas con una estructura gráfica que con textos largos.
      Hablamos dentro de poco.
      Un abrazo
      Pablo

  • Desde Chile.
    Tengo pensado abrir un estudio de abogados. Sin embargo, encontré una oficina en un lugar estratégico, en medio de los dos Tribunales de Justicia en que desarrollo mi actividad, sólo que el arriendo es de 1.000 euros al mes. y mis ingresos, hasta ahora son de 1.5000.- euros, por que me veo limitado en captar nuevos clientes. La ventaja, es que como no hay otro estudio de abogados cerca, puedo, utilizar la misma gran oficina, en arrendarla por horas, arrendar equipos para imprimir, hacer un espacio en que los demás abogados puedan seguir trabajando mientras esperan su audiencia, tomando buen café, imprimiendo algún escrito de emergencia, o entrevistando a clientes y testigos.
    Creo que puedo maximizar los espacios y rentabilizarlos aún más.

    Si tomo el riesgo, obtendré un margen menor, en los primeros meses, pero, con mayor autonomía, podría pagar el arriendo y los costos de operación, con los primeros 10 días del mes, luego , lo obtenido en los restantes 20 días, serían para vivir.
    En resumen, es un costo que por ahora, equivale a 2/3 de mis ingresos y que espero me permita aumentarlos al menos a 3000 euros al cabo de 2 años.

  • Pablo yo solo felicitar-te por tu pragmatismo a la hora de valorar las diferentes situaciones para montar una empresa, estoy totalmente de acuerdo en el tema del plan de empresa. Yo particularmente imparto formación sobre gestión de empresas dentro del sector servicios en Clean & Iron más concretamente. Y el día a día me ratifica el hecho de que muchas escuelas de negocio imparten cartesianamente la información referente a los números y mas números y estoy totalmente de acuerdo que el PowerPoint o el Excel de turno lo aguanta todo, pero en cuanto hablamos de gestión de personal, de motivación de equipo de si se imaginan negociando con un cliente o finiquitando un colaborador, cambian hasta de color de la cara.
    Es una pena que se emplee mucho tiempo y esfuerzo aplicando números y mas números y efectivamente en la mayoría de casos no sirven absolutamente de nada, porque cuando se tienen que enfrentar a una situación de trato directo con un empleado, cliente o proveedor, no les han explicado nada de nada, eso sí haciendo simulaciones son saben un “huevo”.

    • Pablo Caballero

      Hola Albert,
      Efectivamente la formación en temas de negocio necesita un cambio urgente que la saque de los despachos y la acerque a la realidad del mundo empresarial, no a la del director de una multinacional. Últimamente estoy viendo bastantes cambios en esa dirección, pero es un proceso que llevará años, porque los formadores son los que son y van a tardar en aceptar que los tiempos cambias.
      Saludos desde España.
      Pablo

  • seuirg

    teneis algun plan de empresa

  • joan

    a ver, es que nadie hace un plan de empresa de 200 paginas ni de 8 meses. son como mucho 4 páginas y un par de semana. claro que no te sirvió de nada. todo se puede prever y se tiene que planear, sino, comienzas perdido. es una contradicción a la lógica este artículo. publica esto y que cada cual opine. no confundas y globalices tu idea.

    • Pablo Caballero

      Estimado Joan, un plan de empresa, por definiciòn, no tiene 4 páginas. Te invito a que le eches un vistazo a la estructura de alguno.
      Gracias por compartir tu opiniòn.
      Saludos
      Pablo Caballero

Deja un comentario